Sunday April 5 2020
2019-11-21
||||| 1 0 |||||
697

Resultados Global Innovation Index 2019: “ECUADOR BAJA EN INNOVACIÓN, SE PRESENTAN OBSTÁCULOS PARA AVANZAR”

Autora: Adriana Amaya, Profesora ESPAE

En esta nueva edición del Índice Global de Innovación 2019 (GII, por sus siglas en inglés) se enfatiza el panorama de la innovación tecnológica en el área de la medicina, analizando como la innovación tecnológica y no tecnológica cambiará la forma como se entregarán los servicios médicos en la próxima década y su impacto en el crecimiento económico de las naciones. No se trata solo de nuevas tecnologías. En efecto, se analiza la innovación en la organización del sistema de salud, por ejemplo, cómo se consulta a los médicos, cómo se realiza el monitoreo, cómo se establecen y comparten los diagnósticos y cómo se lleva a cabo la prevención.

Como en años anteriores, el GII analiza y calcula 80 indicadores del desempeño de factores que fomentan la innovación en 129 países para el presente año, en contraste de los 126 que se examinaron en el 2018, mostrando el nivel de innovación que las economías poseen. El GII está compuesto por siete pilares que se dividen en dos grupos: Indicadores de Entrada e Indicadores de Salida. En el primer grupo, se examina el estado actual de las Instituciones, el Capital humano e investigación, Infraestructura, Sofisticación del mercado y la Sofisticación de los negocios. En el segundo grupo, se evalúa los resultados alcanzados en términos de Conocimiento y tecnología y la Creatividad en la implementación de los negocios. Los pilares reflejan las diferentes aristas que debería de contener un ecosistema para la innovación.

Según este reporte el líder mundial en innovación sigue siendo Suiza, obteniendo un puntaje de 67.24 (100 es el mejor GII) seguido de Suecia (63.65) y de Estados Unidos (61.73). En este año Estados Unidos destrona a Holanda del top 3.

La Innovación en América Latina y el Caribe

El ranking del Índice Global de Innovación en Latinoamérica no ha tenido ningún cambio considerable comparado con otras regiones, y estos resultados de innovación están alineados al nivel de desarrollo de los países de América Latina y el Caribe. Indudablemente, la región tiene sus prominentes representantes como lo son Chile 51, Costa Rica 54, y México 56 como resultado en sus avances en innovación.

A pesar de que Chile sigue liderando la región latinoamericana, este ha disminuido cuatro posiciones comparado con el 2018. Chile demuestra una amplia debilidad en el sub-pilar relacionado a la transferencia del conocimiento que puede realizarse por medio de la importación de productos de alta tecnología. Así mismo, es evidente el consistente declive de Brasil 66 (33.82), lo que lo ha sacado del top 3 de la región. Desafortunadamente, la caída de Brasil se debe a una dependencia de los fondos públicos para investigación y desarrollo. En efecto, Brasil ha creado diferentes medidas fiscales para apoyar la innovación, pero ninguna de ellas ha tenido mucha continuidad en el tiempo.

Siguiendo a este grupo están Uruguay 62 (34.32), y Colombia 67 (33.00). Otras economías latinoamericanas se encuentran en el top 100 como son Perú 69 (32.93), Argentina 73 (31.95), Panamá 75 (31.51), Jamaica 81 (30.80), Republica Dominicana 87 (28.56), Trinidad y Tobago 91 (28.08), y Paraguay 95 (27.09).

La Innovación en el Ecuador:

Ecuador durante este año, continúa intentado mantenerse en el camino hacia la innovación, conforme se señala en la figura 1, pilares como el capital humano e investigación, resultados del conocimiento y tecnología continúan con una evaluación positiva. A pesar de los esfuerzos realizados por la industria y organizaciones por crear ecosistemas de innovación, de manera general nuestro país descendió dos posiciones, ubicándose en el puesto 99, alcanzando un GII de 26.56. El año anterior  se ubicó en el puesto 97.

Específicamente, sub-pilares como: las empresas ofrecen entrenamiento formal a sus empleados, préstamos asignados a microcréditos, gastos en investigación y desarrollo por parte del sector privado y las importaciones de tecnologías que permiten la absorción de conocimiento, también han mostrado una leve mejora. Sin embargo, es preocupante el deterioro de pilares fundamentales como la Sofisticación del mercado, Instituciones, Sofisticación de los negocios, y los Resultados creativos. Como se establece en la tabla 1, existe una evolución negativa del pilar ‘Sofisticación de los negocios’, que contiene sub-pilares importantes como la vinculación entre la universidad y la industria y la capacitación formal que las empresas están proporcionando a sus colaboradores. Esto ha dado como resultado que Ecuador se encuentre muy por detrás de otros países.

En el caso de Ecuador, es crítico recalcar que existen tres grandes obstáculos para la innovación: a) la falta de apoyo fiscal por medio de políticas públicas, de forma permanente, b) la falta de inversión en la capacidad de habilidades de largo plazo y c) la falta de resultados creativos derivando en una insuficiencia de patentes. Esto pudiera explicarse por la desconexión existente entre el sector privado, el público y la academia denominados como la “triple hélice”. Sigue existiendo esfuerzos aislados de patentar la innovación por parte del sector privado y una indiferencia por parte de las universidades de realizar trabajos colaborativos que permitan desarrollar invenciones que puedan ser patentadas, esto se aprecia en el sub-pilar Universidad-industria colaboración 95 (34.50). De lo contrario, se puede visualizar como China ha incrementado el número de sus patentes en la última década debido a los trabajos conjuntos realizados por “la triple hélice”, ocupando la posición 14 (54.82).

Ecuador tampoco produce suficiente talento humano en las universidades para implementar, desarrollar y producir innovación como lo demuestra el sub-pillar Graduados en ciencia y tecnología, donde ocupa la posición 83 (15.8), disminuyendo 8 posiciones en comparación al 2018. Por ende, las carreras de ciencia y tecnología siguen sin atraer a la cantidad suficiente de estudiantes como para ver un cambio significativo en su posición

Si bien Ecuador no ha producido tantos profesionales que puedan centrarse en la innovación como debería, es necesario que las universidades realicen un cambio en sus planes de estudio para tener en cuenta los principales desarrollos tecnológicos y las competencias necesarias que el mundo actual demanda. Por lo contrario, el sector privado ecuatoriano sigue invirtiendo en el desarrollo de sus talentos como lo indica el sub-pillar Las empresas ofrecen entrenamiento formal ubicado en el puesto 2 (73.7), dando como resultado en una mejora de las habilidades de innovación de sus empleados, esto es una razón para la esperanza de la nación. Debido a la coyuntura económica que enfrenta Ecuador, se puede prever que el presupuesto de innovación del sector público continuará disminuyendo, lo que hace primordial el rol que el sector privado seguirá ejerciendo para seguir construyendo el ecosistema de la innovación.

En Ecuador, el sector privado está abierto a buenas ideas y definitivamente se están organizando para desarrollar un ecosistema de innovación eficiente, pero éstas aún necesitan desarrollar una curva de aprendizaje para poder ser más productivas.

Reflexiones:

Sin ser Ecuador la excepción, el sector privado tiende a llenar los vacíos que deja el gobierno. En Ecuador, se está fomentado el espíritu emprendedor y el acceso a nuevas tecnologías, mediante la creación de iniciativas que apoyan la rápida experimentación de las tecnologías y los procesos. Se ha despertado un gran apetito por parte de las empresas ecuatorianas por aplicar procesos de innovación y entender como estos los pueden hacer más eficientes. Por ejemplo, la innovación abierta es una clara iniciativa que se está dando en el país, mediante la cual las empresas desean alcanzar recursos externos que están fuera de sus fronteras, lo que les permitirá estar más vinculadas y de esta forma aprovechar la innovación. Pero a pesar de sus esfuerzos, aún las empresas no han desarrollado completamente su propia capacidad de aprender, aspecto que limita los beneficios que podrían obtenerse de iniciativas como la innovación abierta. Para la activación del ecosistema de innovación, se pudiera contemplar que los municipios, como es el caso del M.I. Municipio de Guayaquil, tuviera un papel catalizador junto con otros actores del ecosistema para trabajar con universidades locales, autoridades municipales, y empresas locales, para satisfacer las necesidades de innovación del sector privado y de la ciudad en general.

En el país hay muchas iniciativas independientes de innovación, pero eso también significa que no se está integrando los esfuerzos, y con el poco dinero público para la innovación, ésta no está llegando a los sectores económicos donde debería. Esta falta de articulación  de esfuerzos se debe usualmente a los pocos incentivos gubernamentales, y al exceso de  burocracia.

Como se muestra, Ecuador necesita trabajar en una estrategia clara y definida, que permita a las diversas iniciativas, como la del M.I. Municipio de Guayaquil, con EPICO, Empresa Pública de Innovación y Competitividad; de la ESPOL, con Distrito 100; y las cohortes 5 y 6 de MIT REAP en Quito y Guayaquil respectivamente, entre otras, concretarse y no ser ilusiones. Por consiguiente, es necesario que el sector privado, la academia y el sector público se organicen para empezar a innovar eficientemente. Para el efecto es indispensable, que se defina un plan de mejoras concretas para superar las debilidades que revela el Informe de Innovación Global, año a año, y discutidas previamente en esta nota.

Los resultados del GII 2019 en Ecuador señalan la necesidad de invertir en innovación, acota la catedrática de ESPAE. La inversión en innovación es vital en todo momento, pero es aún más crítica cuando el crecimiento del país es lento o inclusive no hay crecimiento en absoluto. Por esto, se requieren acciones decididas de los protagonistas, sector privado, academia y gobierno, y los demás actores que conforman el ecosistema de innovación; esto no resolverá necesariamente los problemas por los que atraviesa el país actualmente, pero si los desafíos del mañana, garantizando prosperidad y bienestar.

El informe completo puede descargarse de https://www.wipo.int/global_innovation_index/en/2019/

Adriana Amaya

Twitter@adri_ANMAYA

Compartir:
Desde el Centro