Saturday August 17 2019
2019-08-01
||||| 0 |||||
86

Las empresas y su salto a la transformación digital

Por: Nicholas D. Evans, asesor, colaborador, CIO.

La mayoría de las organizaciones que llevan varios años en sus procesos de transformación digital, buscan medir su nivel de progreso y madurez y así tener los criterios apropiados para poderse comparar con sus competidores en la industria. Las preguntas clave son cómo se puede evaluar el nivel de madurez, cuáles son los pilares y elementos esenciales para la madurez, y cuáles son las capacidades nuevas y diferentes en comparación con otras empresas.

Para ello, hay que tomar en cuenta que la transformación digital es un tema bastante amplio que requiere de tener estrategia y visión, personas y cultura, procesos y gobierno, tecnología y capacidades; tal como se puede visualizar:

Si bien hay capacidades y habilidades perennes que se requieren para el éxito empresarial (por ejemplo, inversión, liderazgo, cultura, gestión del cambio y gobernanza), la transformación digital requiere nuevas capacidades que las organizaciones necesitan para adquirirla y desarrollarla dentro de una organización; estas capacidades están relacionadas con gestores de tecnología disruptiva, desarrollo de plataformas y modelos de negocios, dominio de servicios digitales e innovación digital.

Pilares fundamentales de la transformación digital.

1. Estrategia y visión

  • Estrategia digital. A medida que avanza la ejecución de la estrategia, es importante que ésta establezca su participación en la obtención de resultados. Cada organización tendrá un conjunto ligeramente diferente de objetivos de transformación, con diferentes prioridades. No obstante, este es un paso vital para la alineación de la entidad.
  • Enfoque digital. El enfoque de la transformación digital es importante para establecer una perspectiva centrada en el cliente (de afuera hacia adentro) que impulse los cambios de transformación y se ajuste continuamente a las demandas de los clientes.
  • Inversión.Las inversiones asignadas específicamente a la transformación digital son fundamentales ya que impulsan el cambio a gran escala en todos los modelos de negocios, procesos, productos y servicios.

2. Gente y cultura

  • Liderazgo. Dado que las iniciativas de transformación digital abarcan los negocios y los silos tradicionales, que afectan a todas las partes de la organización, se necesita de liderazgo para hacer de la transformación digital una necesidad, para imponer comportamientos y para mantenerse actualizado.
  • Cultura.Debido a que las iniciativas de transformación digital requieren reinventar y rediseñar los modelos de negocio, los procesos y las formas de trabajo tradicionales, se necesita una cultura innovadora que permita la tolerancia y la receptividad al riesgo, para aceptar y potenciar el cambio y para fomentar la innovación y la experimentación.
  • Habilidades digitales.Las iniciativas de transformación digital requieren nuevas tecnologías, capacidades y enfoques; por lo que se necesita tener habilidades digitales sólidas que estén integradas en todas las áreas estratégicas de la organización que cuenten con un conjunto de herramientas y técnicas nuevas.

3. Proceso y gobernanza

  • Innovación digital. Liderar prácticas en innovación corporativa es importante para identificar y acelerar las iniciativas de transformación digital desde la idea hasta su ejecución, propiciando los mecanismos apropiados para la innovación continua y colaborativa en todos los grupos de interés internos y externos.
  • Gestión del cambio.Debido a que las iniciativas de transformación digital suelen tener un impacto de cambio más amplio y profundo que los tradicionales, los programas de gestión de cambios deben adoptar una visión más holística para que puedan configurarse como modelos de participación más ricos y continuos.
  • Gobernanza.Las iniciativas de transformación digital abarcan todo tipo de negocios, los nuevos y los tradicionales, afectando a todas las partes de la organización. Como resultado, la gobernanza digital efectiva es fundamental ya que promueve los niveles correctos de coordinación y distribución de los recursos a fin de reducir al mínimo los riesgos y los costos y garantizar una alineación continua con las prioridades estratégicas.

4. Tecnología y capacidades

  • Dominio de servicios digitales. Es importante porque el siguiente paso para TI es considerar el "qué". Ya no es suficiente tener un conjunto innovador de productos o servicios (el “qué”), ahora se tiene que saber cómo diseñar, desarrollar, implementar, administrar y evolucionar continuamente los servicios digitales (el "cómo"). Las seis capacidades clave del dominio de los servicios digitales incluyen ágil, desarrollo de software, operaciones de información y tecnología, infraestructura de servicio, automatización inteligente, personas y contexto, y gestión de servicios digitales.
  • Tecnologías disruptivas. Al crear la siguiente ola de aplicaciones digitales, las tecnologías disruptivas pueden aplicarse en combinaciones peculiares. Primero como elementos esenciales de la experiencia digital con tecnologías como las sociales, móviles, analíticas y de nube y como potenciadores de la experiencia digital con tecnologías como la automatización inteligente, el internet de las cosas (IOT) y la Ciberseguridad, que crean nuevas propuestas de valor para los clientes.
  • Plataforma de modelos de negocio. Estos modelos de negocios son convincentes porque convierten las cadenas de valor lineales y tradicionales en redes de valor multidimensional. Es decir, donde la creación de valor es unidireccional sujeto a cuellos de botella en toda la cadena de suministro, se transforma en un modelo de negocio bidireccional continuo.

La transformación digital es un viaje, no un destino.

La transformación digital en una organización es claramente un viaje, no un destino, por lo que incluso una vez que alcance la madurez en todas sus dimensiones, habrá una necesidad de innovar y de tener una respuesta rápida al cambio, así como a los desafíos y oportunidades que surjan. Uno de los beneficios que conlleva esto es que se puede incorporar habilidades y capacidades nuevas que aseguren la agilidad en el modelo operativo de la entidad. Por ejemplo:

  • Los programas de innovación que están altamente adaptados y ajustados para respaldar las iniciativas de transformación digital pueden abarcar los mismos principios operativos, es decir, ser ágil, flexible y eficiente ejecutándose a velocidad y a escala.
  • Los modelos de negocio de plataforma permiten un rápido crecimiento y cambios en el ecosistema ya que dependen de productores y consumidores externos para proporcionar los productos y servicios físicos o digitales los cuales permiten alcanzar metas rápidamente.
  • Los procesos de negocios rediseñados digitalmente cuentan con una serie de características favorables ya que permite superar los procesos tradicionales y se enfocan en la experiencia, en la simplificación y en la digitalización constituyéndose como procesos personalizados y dinámicos.
  • Las técnicas como Agile y DevOps (desarrollo de software, operaciones de información y tecnología) permiten a las organizaciones implementar en la brevedad posible nuevas ofertas de servicios completamente, y comenzar rápidamente con su producción una vez que haya madurado la propuesta.
  • El concepto general de dominio del servicio digital ayuda a acelerar el desarrollo y la implementación del servicio digital; hace que los servicios sean ágiles y disponibles bajo demanda; automatiza los procesos; personaliza y contextualiza la experiencia del cliente; y permite una gestión holística de todo el proceso.

¿Qué le queda por delante a la transformación digital?

Podemos estar seguros de que una de las únicas constantes será el cambio. Podemos esperar que se produzcan cambios en todos los pilares fundamentales de la transformación digital que hemos analizado aquí: desde la estrategia hasta las personas, los procesos y la tecnología. Estos pueden parecer pilares tradicionales, pero no lo son. Como hemos visto, cada pilar involucra enfoques totalmente nuevos en comparación con los negocios existentes.

Compartir:
Desde el Centro