Saturday August 17 2019
2017-01-24
||||| 3 |||||
3264

La Innovación: fuerza transformadora del Agro

 Por: María José Cabrera [4]

L

a transformación productiva es el paradigma de la política económica de América Latina. El incremento de la productividad agrícola es un reto nacional que requiere de un acuerdo país y del trabajo conjunto del gobierno central, gobiernos locales, academia y sector productivo.

En Latinoamérica el promedio de participación del sector agrícola sobre el PIB es del 4.9%, mientras que la participación de la industria alcanza cerca del 15% en promedio y los servicios un 21%. Las Agendas de Transformación Productiva e Innovación en la región han propiciado el traspaso hacia la producción de valor agregado y los servicios, sin embargo, las estructuras productivas en el periodo 2000 y 2015 no muestran cambios significativos.

Gráfico 1. Participación en el producto interno bruto (PIB) anual por actividad económica a precios constantes (% de participación)

Según el Banco Central en el caso de Ecuador el sector agropecuario representa el 10% del PIB, y su importancia económica y social radica en la generación de cerca de 1,8 millones de empleos, la generación de divisas por concepto de exportaciones y por constituir un componente fundamental para la industria y el desarrollo productivo del país. En la actualidad el sector agropecuario según el Plan de Política Agraria 2015-2025 en el Ecuador se produce el 97% de los alimentos y cerca del 40% de las exportaciones realizadas anualmente. Dicha producción se realiza en 772 Unidades Productivas Agropecuarias (UPAs) que existen, cerca de la mitad son pequeñas unidades y la gran mayoría son poco tecnificadas y con procesos de innovación aun marginales. La estructura productiva agrícola según la matriz de insumo producto la producción de banano, café y cacao representa el 35% de la producción agropecuaria, seguido del cultivo de oleaginosas y derivados (maíz, soja, palma, maní, entre otros) 21% y cultivo de flores con un 14%.

Gráfico 2. Composición PIB Agrícola, 2015 (p)

Se estima que al menos el 50% de la producción agrícola se transforma en valor agregado, de ahí que la potencialidad del sector radica en el impulso a las cadenas agrícolas que tienen mejor probabilidad de encajar en el mercado internacional, mejorando su productividad y competitividad para incrementar las exportaciones. En la actualidad aun el nivel de industrialización de los productos agrícolas no alcanza niveles importantes del total exportado, la industrialización se ha dado más en productos derivados de la pesca y el cacao los cuales mantienen procesos de innovación importantes que les ha permitido competir por factores de calidad e innovación más que por precio.

Es notorio que gran parte de la innovación y diversificación productiva se ha dado en base a las mismas exigencias del mercado internacional, lo que hace que las empresas produzcan productos de mayor valor agregado, respetuosos con las condiciones laborales y ambientales, y con una adecuada trazabilidad, estas nuevas tendencias marcan el desarrollo de la innovación sobre todo en los productos de exportación.

Gráfico 3. Exportaciones agropecuarias promedio 2000-2014 (% de crecimiento anual promedio)

Entre el año 2000 y 2015 los rubros de mayor peso dentro de las exportaciones agrícolas han sido: banano, 45%; camarones y pescado con el 25%, flores naturales 15% y cacao con el 7%. No obstante, existen productos que han crecido de forma importante sobre todo en los últimos años como el atún y aceites vegetales<sup>[2]</sup>. Es importante señalar que gran parte de la innovación que se da en la producción agrícola para la exportación no necesariamente debe darse con la generación de un nuevo producto, la innovación se da principalmente en los proceso y técnicas de producción que se traducen en productividad, de ahí que es importante medir de que forma las empresas invierten en procesos de innovación y diversificación productiva y como esto aporta a mejorar su competitividad.

Gráfico 4. Exportaciones de productos de mar y acuacultura promedio 2000-2014 (% de crecimiento anual promedio)

Innovación Agrícola

El sector agrícola ecuatoriano necesita de nuevas estrategias para superar los desafíos actuales, estamos en la era de la agricultura de precisión, esto es, producir con menor utilización de insumos; lo que a su vez debe mantener el nivel de producción que respete los parámetros ambientales y sociales que cada vez el mercado exige con mayor énfasis.

En la siguiente ilustración presentamos algunas de las estrategias que podrían implementarse para mejorar la productividad agrícola como son el mejor uso integrado de tecnologías, eficiencia en los sistemas de riesgo, uso de drones y la consolidación de la agricultura protegida:

En el Ecuador a través del Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP), se han implementado varias actividades a favor de la de innovación tecnológica en el Agro, según el PhD. Juan Manuel Domínguez, Director General de la Institución se ha realizado un trabajo importante con el objetivo de llegar a la innovación a través de la Investigación. El director, entrevistado por DESDE EL CENTRO, menciona además que es necesario que exista mayor inversión en Investigación y Desarrollo (I+D); en el Ecuador en el 2014 se invirtió apenas el  0,35%[2] en I + D con relación al PIB, siendo dicha inversión menor a la de países como Chile y México, los mismos que tienen sobre el 0,40%, y lejano al óptimo que es el 1%. El promedio de asignación de recursos en I+D agropecuario en relación al PIB es el 0,33% [3].

Según Domínguez el INIAP trabaja en dos ejes, siendo el primero el convertir la investigación en innovación, y el segundo masificar el conocimiento adquirido a la mayor cantidad productores. Para poner en marcha estos ejes, el INIAP ha desarrollado un Plan Estratégico de Investigación, Desarrollo e Innovación (PE I+D+i), el cual consiste en generar conocimiento tecnológico por ejemplo para semilla certificada y su respectiva transferencia al Ministerio Agricultura, quien se encarga finalmente de transferirlo al agricultor; dicho proceso se lo conoce como extensionismo agrícola. El extensionismo agrícola puede ser realizado por el sector público o el sector privado; mediante este último se puede transmitir el conocimiento tecnológico directamente al agricultor a través de técnicos que pertenezcan a empresas que tengan el servicio de capacitación tecnológica para el Agro.

Fuente: Perspectivas Agrícolas 2016: Enfrentando nuevos retos con mayor inversión

Ilustración 2: Plataformas del INIAP

Fuente y elaboración: INIAP

Según el INIAP, los procesos de transferencia tecnológica en cultivos como: el Cacao, el Arroz y la Papa, generaron incrementos de productividad del orden del  66%, 30% y 70% respectivamente. Cabe recalcar que la productividad se mide sobre la cobertura que tiene el INIAP sobre los cultivos, es así, que en Cacao cubre 2.774 (ha) que representa el 1% de la superficie nacional sembrada, en Arroz 382.295 (ha) que representa el 93% de la Superficie Nacional Sembrada, y en la Papa 3.321 (ha) que representa el 9% de la superficie nacional sembrada.

El presupuesto del INIAP a Octubre 2015 es de USD 15.842.576[4] millones de dólares. Proyectos como la producción de semilla certificada, que generan 2.393 toneladas por 554.456 (ha), cuestan USD 4.667.124 millones de dólares, siendo el proyecto de mayor envergadura. Otro de los proyectos de mayor ejecución es el de Investigación Agropecuaria para el cambio de la Matriz Productiva con USD 3.010.135, el cual se encarga de investigar soluciones tecnológicas como el Mejoramiento Genético (7 variedades liberadas como frejol, papa, maíz negro, chirimoya y caucho), el Manejo Integrado de RRNN (10 alternativas tecnológicas entre las que están tecnología para riego en maracuyá, niveles de fertilización en arroz, entre otras) y Agroindustria (5 alternativas tecnológicas como la que se utiliza para el aprovechamiento de los residuos de cebada, entre otras).

Fuente: La Tecnología Local Gana Terreno en la Agricultura, Diario Expreso 2016

Por otra parte, el sector privado también está generando iniciativas a fin de combinar tecnología con la sostenibilidad ambiental, esto es algo que en el mundo ya logra resultados en materia de alimentos, pues ayuda a evitar que se echen a perder cultivos por medio de una siembra y cosecha inteligentes. La tecnología computacional, los aparatos de ubicación geográfica y los sensores remotos, proyectan cambiar radicalmente la forma en que  serán controlados y manejados todos los cultivos. Los problemas que generan un clima impredecible, la ubicación exacta para el buen desarrollo de la práctica agrícola, la posibilidad de volver a reutilizar un suelo, ya no será tan complicado de establecer.

A pesar de que existen muchas más empresas que están innovando mediante la implementación de tecnología en el campo, a continuación  presentamos una  pequeña muestra de lo que se está haciendo en innovación agrícola en el país

CCI

Conclusiones y recomendaciones

La CEPAL resalta la necesidad de que en América Latina se adopten políticas comerciales e industriales modernas, asegurando que la región podría incorporarse a la revolución tecnológica mediante una inserción internacional basada en la diversificación exportadora y más intensiva en conocimiento. Ello implica reconocer los cambios tecnológicos en la estructuración de las cadenas de valor y la organización de las actividades productivas, incorporando plenamente las tendencias hacia la manufactura avanzada y la Internet de las cosas. Varios instrumentos del pasado, muy centrados en sectores claramente delimitados, deberán ser sustituidos por herramientas de alcance sistémico, gran flexibilidad y basadas en la revolución de los datos y su analítica.

Se hace necesario hacer una evaluación de la efectividad de la inversión pública en innovación agrícola, con el fin de establecer incentivos que permitan el incremento de la inversión privada en este ámbito, y promuevan el trabajo público- privado en los sectores con ventajas competitivas globales existentes o latentes.

[1]Investigadora, Centro de Competitividad e Innovación. Preguntas a través de: mjcabrera@centrocompetitividad.org / @majokbrera
[2] Banco Mundial – (EACTI para Ecuador)
[3] Banco Mundial – (EACTI para Ecuador)
[4]Gestión INIAP 2013 – 2015

u

Autor

Por: María José Cabrera

Twitter@majokbrera

Compartir:
Desde el Centro