Friday February 23 2018
2017-12-15
||||| 1 |||||
1206

Índice de Competitividad Local

Por: Max Nuñez Tomaselli

Ilustración 1:Pilares del Índice de competitividad

Nos enfrentamos a un mundo cada vez más globalizado que desafía a las regiones y los gobiernos locales a crear nuevas capacidades, transformar los sistemas productivos locales y modelos de negocios. Por tal motivo es imperativo reconocer esta necesidad para la supervivencia de las empresas que están en juego y facilitar la dinámica del entorno para que ya no sean empresas “en el territorio”, sino empresas “del territorio”.

Es momento de plantearnos como meta que en los próximos 10 años el Ecuador esté entre las economías más competitivas de Latinoamérica, para esto es importante construir una política productiva desde lo local, con este objetivo el Centro de Competitividad e Innovación busca estructurar estrategias para mejorar la competitividad y productividad en el país con el desarrollo del primer Índice de Competitividad Local.

El Índice de Competitividad Local –ICL- es un indicador sintético que resume las principales variables que definen la competitividad local desde una base conceptual diversa, enriquecida por las distintas experiencias internaciones partiendo del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), Centro de Comercio Internacional (ITC), Centro de Competitividad Mundial (WCC), y múltiples aproximaciones similares.

La identificación de sus componentes partió de la revisión de más de 500 variables e indicadores considerados en las distintas métricas internacionales, en función de la disponibilidad de información y la capacidad de reflejar las diferencias relevantes en cada una de las localidades del país.

El ICL en su primera edición cubre el equivalente de más del 95% del PIB del país, incorporando a 186 cantones, y describiendo su desempeño competitivo a través de 51 indicadores agrupados en 7 pilares, que capturan distintas dimensiones de la competitividad local:

Ilustración 2: Resultados para cantones con más de 150mil habitantes

Para comparar las ciudades se las dividió en tres grupos, según su población:

  1. Ciudades con población menor a los 50 mil habitantes
  2. Poblaciones de más de 50 mil y menor a 150 mil
  3. Población de más de 150 mil habitantes

Entre los cantones con mayor población, en esta primera versión del ICL, se muestra a Quito como la ciudad más competitiva del país, mientras que Guayaquil se situó en el segundo lugar. En tercer lugar se encuentra Durán, y Cuenca aparece en la séptima posición.  Entre los cantones de menor tamaño aparecen como cantones más competitivos: Samborondón, seguido por Rumiñahui y General Antonio Elizalde.

Ilustración 3: Resultados Nacionales por Pilares para Cantones con más de 150mil habitantes

La dinámica productiva de los cantones más grandes también impulsa a sus vecinos, así se observa que alrededor de Guayaquil y Quito se encuentran muchos de los actores más dinámicos del país. Esto constituye un importante elemento a considerar para entablar y fortalecer relaciones entre los Gobiernos Autónomos Descentralizados –GAD- para impulsar complementariedades, sinergias y en definitiva encadenamientos productivos.

Guayaquil es uno de los ejemplos de cómo aumenta su dinámica productiva, si se suma la de sus vecinos, dado que estos se han convertido en verdaderos motores de desarrollo alternativo, como sucede en Samborondón, Durán y Daule, que son cantones muy competitivos.  Así, Durán ocupa el tercer lugar y Samborondón el primero, respectivamente en sus grupos poblacionales.  Es por ello la importancia de trabajar en estrategias productivas para dichas ciudades basadas en la evidencia que arroja análisis como el realizado en el ICL.

La eficiencia y el tamaño de los mercados constituyen uno de las principales limitantes para el desempeño competitivo, pues inciden directamente en las perspectivas de crecimiento. Estos se relacionan con aspectos institucionales pero también estructurales que requieren un tratamiento integral y que implican el impulso hacia un mayor acceso en calidad y cantidad a los factores productivos, así como impulsar la ampliación de mercados.

Ilustración 4: Resultados para Quito, Guayaquil y Cuenca

Revisando los resultados por pilares, se denota de manera más amplia la mayor competitividad de los polos de Quito y Guayaquil, y sus cantones aledaños.  Por ejemplo, en el tema de posición productiva local, las brechas son más grandes entre estos dos polos y la diferencia aumenta cuando se compara al resto de cantones.  Por el lado de innovación se ve que la inversión en I+D por empresa motivada por recursos púbicos en Quito es de $1.622 millones, mientras que en Guayaquil sólo alcanza los $401 millones.  Así también es muy preocupante el deterioro de la calificación del talento humano de Guayaquil (medido por las capacidades que tienen los graduados de bachiller), y cantones como Ambato, Loja e Ibarra presentan altas calificaciones en pilares como Eficiencia Pública, Capital Humano y Posición Productiva Local.

La siguiente fase es sin duda seguir complementando las métricas propuestas para orientar la definición de agendas locales y regionales de competitividad con enfoque de aglomeraciones (Clúster). La principal vía es a través de la discusión, validación y la incorporación de información cualitativa.

Los desafíos son enormes, pero incorporar elementos de análisis al debate es quizá la contribución más valiosa que pueda hacerse para empezar a discutir los grandes temas, pues ayuda a aterrizar y a pensar decididamente sus implicaciones. La competitividad es una dimensión de largo plazo que demanda del esfuerzo de todos los actores.

El Centro de Competitividad e Innovación como un “Think Tank” entrega evidencia para la toma decisiones y de la misma manera como un “Do Tank” propone soluciones como un centro de acción. Es así que nace la iniciativa Ciudades Innovadoras que en sinergia con otros actores busca fomentar la innovación y competitividad.

Este trabajo comienza con fuerza en la ciudad de Guayaquil en donde en conjunto con otras instituciones y el apoyo de la universidad estadounidense Massachusetts Institute of Technology  (MIT), lanzan “Guayaquil Ciudad Innovadora” y se suman al programa MIT – REAP (Regional Enterpreneurship Acelaration Program) / Programa regional de aceleración al emprendimiento, mismo que brinda oportunidades a distintas comunidades a nivel mundial para que a través de una metodología basada en evidencia se fortalezcan los ecosistemas de emprendimiento e innovación. Para que esto sea posible se realizan jornadas de trabajo intensivos con un equipo conformado por  representantes líderes provenientes de la academia, emprendedores, gobierno, empresa y capital de riesgo.

Un proyecto que tiene como objetivo convertir a Guayaquil en un polo de innovación para el país y Latinoamérica, aprovechando todas sus capacidades y sumando las voluntades de varios actores de la ciudad para el beneficio de toda la población.

Los socios fundadores de la iniciativa son el Centro de Competitividad e Innovación,  ESPAE,  Fundación E.dúcate, la Dirección de Acción Social y Educación (DASE) de la  M.I. Municipalidad de Guayaquil, Palamarti y TIA. A través de este convenio se tendrá acceso a CONOCIMIENTO,  generación de CAPACIDADES y CONECTIVIDAD global,  que son las 3 Cs de la Competitividad.

Autor

Max Núñez Tomaselli

Twitter@maxnt19

Compartir:
Desde el Centro