Sunday October 20 2019
||||| 3 |||||
3394

Educando ando: los maestros, co-responsables de la calidad educativa

Por: Max Nuñez
El maestro que intenta enseñar sin inspirar en el alumno el deseo de aprender está tratando de forjar un hierro frío.”  
Horace Mann
L

a educación es una de las herramientas más potente para la transformación de la sociedad, existe una correlación directa entre la calidad de la educación y el desarrollo (Hushkell, 2011), por lo tanto si mejoramos la educación, mejoramos el capital humano y mejora la sociedad en general.

La calidad debe ser evaluada mediante la aplicación de un enfoque multidimensional, en el que los indicadores se seleccionen sobre la base de las prioridades y limitaciones de información de cada país para de esta manera poder realizar un seguimiento adecuado de la calidad educativa. (Scheerens)

En un artículo anterior publicado en nuestra revista digital DESDE EL CENTRO, analizamos la calidad de educación de los bachilleres de acuerdo al resultado obtenido en la prueba denominada “Ser Bachiller 2016”, específicamente tomamos en cuenta el promedio global ajustado, que arroja los resultados de aprendizaje corregido por el impacto de las condiciones socioeconómicas, observamos claramente que las mejores calificaciones no están en las ciudades que concentran la mayor población y planteles más costosos;  al contrario, cantones como Montalvo, ubicado en la provincia de Los Ríos,  donde la totalidad de bachilleres egresaron de colegios  fiscales,  se encuentra entre los mejores, tanto en el promedio global como en el promedio global ajustado.

Ilustración 1 Resultados Nacionales de la Prueba
Ser Bachiller, por tipo de establecimiento

En la presente ilustración, se muestra el promedio global ajustado por tipo de establecimiento y encontramos que la educación fisco misional es la que mejores resultados presenta, con un promedio global ajustado (con un puntaje de 794); seguida por la educación municipal (792), la particular (782) y la fiscal (762).   Esto lleva a plantearnos la pregunta de si los ciudadanos se encuentran pagando un premio alto por la educación privada, tema que abordaremos con mayor profundidad en próximas ediciones. 

Andreas Schleicher, director de educación de la OCDE y coordinador de las pruebas PISA cuyos resultados fueron publicados el pasado 6 diciembre del 2016 -a las que se integrará al Ecuador a partir del año 2018- menciona que el gran problema en Latinoamérica es la desigualdad, es decir, que si una persona viene de una familia “adinerada”, tiene una mejor preparación, más oportunidades de tener

educación superior y éxito laboral; por el contrario si una persona viene de una familia de bajos recursos está condenada a tener profesores menos preparados o estudiar en una institución mediocre 1 

Frente a esta afirmación, cabe preguntarnos si ¿es ésta una realidad que se traslada al Ecuador? , podemos entonces, observar en la ilustración anterior, que en los promedios globales nacionales de la evaluación “Ser bachiller”, existe una brecha significativa entre el resultado de los planteles fiscales que tienen un promedio de 747 puntos frente a los establecimientos particulares con un promedio de 829 puntos, es decir, una diferencia de 82 puntos, brecha  equivalente al 11%; además las instituciones privadas están por encima de los establecimientos fisco misionales por 42 puntos con un promedio de 787; y sobre los  planteles municipales por 13 puntos con un promedio de 816.

Ilustración 2 Resultados de Logro en Matemáticas por establecimiento y Participación estudiantil

Por otra parte, si analizamos los resultados en matemáticas por logro, los establecimientos fiscales registran el 42% de sus estudiantes con resultados insuficientes, solo el 12% presentan resultados excelentes,  frente a los bachilleres de las instituciones particulares que obtuvieron en un 12% una calificación insuficiente y el 28% como excelente.

Sin duda la diferencia es significativa, sin embargo cuando se eliminan los factores socioeconómicos en las instituciones educativas y medimos el aprendizaje del estudiante independientemente de la institución, el premio de la educación privada es solamente 20 puntos sobre la fiscal, y las instituciones fisco misionales y municipales obtienen un mejor promedio que los planteles particulares; es necesario recalcar que el 67% de la población evaluada pertenece a sostenimiento fiscal, 10% fisco misional, 1% municipal y 22% particular 

No obstante, esta no es la única evaluación realizada, de la prueba Ser Bachiller existen datos publicados para los ciclos 2014-2015, 2015-2016,  (en el primer año no fue obligatoria), y por otra parte el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEVAL) ha efectuado pruebas de aprendizaje en tres ocasiones.  

Las evaluaciones de aprendizaje “Ser Estudiante” que evaluó a los estudiantes de 4º grado, 7º grado y 10º grado de Educación General Básica (EGB), obtuvo como resultado en los ciclos 2013-2014, 2014-2015 y 2015-2016  los siguientes promedios globales: 4° grado de EGB: 756, 776 y 776 puntos; 7° grado de EGB: 704, 735 y 739 puntos; 10° grado de EGB: 698, 724 y 721 puntos, respectivamente. Para los estudiantes del Bachillerato General Unificado (BGU) los resultados  fueron de  730, 739 y 754 puntos. En estos tres años se evaluaron un total de 79.864 estudiantes, y la mejora en el logro no han sido significativas, más aún si tomamos en consideración el incremento importante de la inversión pública[1].

Ilustración 3 Resultados Pruebas Ser Estudiante 2013, 2014 y 2015

En lo que si observamos una mejora significativa, es en la disminución de los estudiantes con resultados deficientes, dado que ha disminuido la tasa de alumnos con calificaciones menores a 700 puntos de 39 % en el 2013 a 29 % en el 2015, y en matemáticas de 45% a 40%.  Lamentablemente, este no es  el caso de los alumnos con calificaciones en la categoría “excelente”,  que agrupa a los estudiantes con una nota mayor a 950 puntos, y que se mantiene en 0.5%,  es decir que en promedio ni siquiera 1 de cada 100 llega a este puntaje. 

La evaluación “Ser Bachiller” evaluó a 236.880 estudiantes en el año 2015 y 247.681 en el año 2016, es decir casi cuatro veces más que el resto de evaluaciones juntas que obtuvo como resultados en promedio global de 770 en el ciclo 2014-2015 y 773 en 2015-2016.  

INEVAL ha realizado la evaluación “Ser Maestro” voluntaria en el periodo 2014-2015 para re categorización, y obligatoria en el ciclo 2015-2016; por la naturaleza de la prueba sus resultados no son comparables, sin embargo los mencionamos ya que los profesores que obtuvieron una calificación excelente en la primera evaluación no debían rendir otra vez la prueba, y vemos que estos no fueron más del 2%. 

En el ciclo 2015-2016 rindieron la prueba 93.607 maestros: 14.567 de educación inicial; 45.596 de 2º a 7º de EGB; 16.119 de 8º a 10º de EGB; 9.359 de BGU; 4.109 de educación física; 3.108 de informática y 749 de educación especial, de los cuales casi en su totalidad 93,3% pertenecen al sostenimiento fiscal, frente al 6,2% de la educación  fisco misionales, 0.1% de la municipal y 0,4% de la educación particular. 

Los resultados arrojan un promedio global de 665,5 puntos es decir por debajo del mínimo que es 700; los resultados de logro se clasifican: “En formación” con puntaje menor a 600 puntos 6,7%; “Con fundamentos” entre 600 y 700 puntos 70,5%; “Favorable” entre 800 y 950 puntos 22,4%; “Excelente” superior a 950 puntos 0,33%. Es decir que si agrupáramos los resultados por logro con la métrica utilizada para estudiantes, el 77% de profesores tendría resultados insuficientes; claramente el rendimiento de los profesores es muy bajo; por lo que de acuerdo al Ministerio de Educación y al INEVAL, todos los profesores con resultados en “formación” serán evaluados nuevamente en marzo de 2017 y los que se encuentren en el grupo “con fundamentos” entran a un programa de actualización docente de 330 horas. 

Ilustración 4 Resultados Evaluación Ser Maestro

 

Los resultados son realmente alarmantes, si los docentes no están bien preparados, qué podemos esperar de los estudiantes, por lo tanto, es necesario saber si existe relación entre los resultados de maestros y alumnos. Para ello se realizó un análisis de correlación entre el resultado del promedio global de los profesores de bachillerato y tomando en cuenta que aproximadamente el 94% de docentes pertenecen a instituciones fiscales se relacionó con el promedio global de los estudiantes con sostenimiento fiscal en donde se encontró que el coeficiente de correlación entre 112 cantones analizados es de 0,47 

Realizamos también un análisis de prevalencia con una regresión lineal simple, la que nos indica que la calificación de los profesores explica el 26% de la nota obtenida por los estudiantes. 

 

En la ilustración de los Resultados Ser Maestro, hemos realizado también un ranking de los cantones con mejores y peores promedios de calificación para maestros, encontrándose coincidencia en ambas categorías para las ciudades de Esmeraldas, Portoviejo, Daule, Durán, Chone, Guayaquil y Santa Elena.

Shleicher menciona que “se debe hacer más atractiva la carrera de maestro”, esto no se refiere solamente al salario, de hecho en algunos países de América Latina el salario de los maestros es atractivo; en el Ecuador según datos del Ministerio de Educación los salarios de docentes oscilan entre USD 1.074 a 2.172, lo que evidencia una mejora salarial del 159% en relación al año  2006, sin embargo el estímulo no es únicamente económico, lo que se necesita es hacer que la profesión sea mucho más atractiva intelectualmente.

Maestros, familia, estudiantes y Estado, deben formar un gran equipo que trabaje en conjunto para mejorar la calidad educativa; de manera aislada, poco o nada se puede hacer, la situación de la educación en el Ecuador ha progresado pero está lejos de alcanzar los niveles óptimos; el Estado a través de las evaluaciones, capacitaciones continuas, inversión en infraestructura, hace lo posible por mejorar esta situación, pero si cada persona, no se pone al hombro la cuota de responsabilidad que le corresponde, desde el lugar en donde se encuentre no se podrá lograr tener un país realmente competitivo. 

[1] Alejandra Martins, (6 de diciembre de 2016), Pruebas PISA: 5 cosas que América Latina debe hacer para mejorar sus resultados en educación, BBC Mundo.

Autor

Por Max Nuñez

Twitter@maxnt19

Compartir:
Desde el Centro